Monseñor Alirio López, gestor de paz y reconciliación en el fútbol

Por AdminAcordBogota 16 junio, 2021 314

Este martes, 15 de junio, murió en Bogotá Monseñor Alirio López, quien dedicó gran parte de su vida a impulsar programas en favor de la paz y la reconciliación en el fútbol.

“Goles en paz” fue su plan bandera, que logró importantes resultados en la reconciliación de las barras bravas de los equipos profesionales de fútbol del país,
tarea que le valió un importante reconocimiento entre los gobernantes y las
autoridades del deporte en Colombia.

De igual manera, Monseñor Alirio López adelantó una importante tarea, desde la Iglesia Católica, en pro de capacitar y resocializar a jóvenes pandilleros, en
sectores como Ciudad Bolívar, al sur de Bogotá, también utilizando la herramienta del deporte con valores, lo que lo acercó a los principios del movimiento olímpico
internacional.

Monseñor Alirio López nació en Bogotá, el 19 de julio de 1954 y se ordenó como sacerdote hace 38 años, siempre inclinado por evangelizar en comunidades
deprimidas de la capital del país. Fue filósofo y teólogo del Seminario Mayor Arquidiocesano de Bogotá, con un postgrado en Bioética, de la Universidad El
Bosque.

Durante su apostolado, Monseñor Alirio López trabajó en la Parroquia Santa Catalina de Siena, del barrio la Florida, junto a sacerdotes como Camilo Torres
Restrepo, Manuel Alzate y Domingo Laín, reconocidos por sus fuertes posiciones políticas.

Fue Monseñor López el inspirador de una de las series más vistas en la televisión colombiana, Pandilla guerra y paz, en la cual hacía énfasis en la necesidad de
combinar el fútbol con la convivencia especialmente entre los hinchas.

En los últimos años, Alirio López ofició como Monseñor, por designación del Papa Benedicto XVI, en barrios como Egipto y Country Sur, en donde lideró campañas
de desarme y obras sociales, que le permitieron ser recordado por la comunidad. Los últimos actos, aun cuando se encontraba afectado por el cáncer los realizó en
la Parroquia San Ambrosio, del barrio El Batán, del Norte de Bogotá, en la cual era capellán, desde las cuales realizó eucaristías de manera virtual.

  • Tomado de la Revista Digital del COC