0
0
0
s2sdefault

Trump y el rugido de las masas


Por David Cañón Cortés (*)

Durante más de 40 años he tenido la dicha y la suerte de recorrer el mundo en más de 80 días, organizando – fundamentalmente - transmisiones deportivas internacionales y, ahora, por asuntos profesionales que atañen a las instituciones de comentaristas deportivos nacionales e internacionales, que han mantenido una actividad gremial encomiable a través de los años, con el propósito de dignificar el deporte en general en sus diversas manifestaciones, niveles y asociaciones.
Así las cosas estuve muchas veces en ciudades que eran legendarias y viví la emoción de sus estadios, calles y multitudes. La mayoría sufrieron cambios que se avenían con el transcurrir del mundo manejado por políticos de distinta naturaleza y hoy, en la añoranza y el análisis maduro, me convenzo cada día más que existe una relación entre el rugido de las multitudes de un estadio, el desborde y los gritos, con la personalidad de las masas rugiendo en las calles por la conducción política de sus respectivos países a favor o en contra de un líder o un candidato, exceptuando la increíble mayoría silenciosa que eligió a Trump.
Estuve en la Unión Soviética ya pretérita y en la Rusia actual que volvió por sus fueros zaristas en manos de un Putin, exjerarca comunista que resultó más capitalista que Trump, de quien es íntimo amigo y posiblemente socio secreto en negocios no muy claros; al menos esas son las especulaciones que vienen construyendo los demócratas vencidos en Estados Unidos.
Pude sentir que el rugido de las multitudes que cantaban la Internacional – “arriba los pobres del mundo, de pie los esclavos sin pan y gritemos todos unidos viva la Internacional” (El himno de Eugéne Pottier escrito en 1871, moriría seis años después sin haberlo escuchado jamás) – y hoy lo hacen con la misma fuerza por sus equipos favoritos el… y el…
Estoy convencido que más de un político ruso actual que puede ser dueño de equipos en su país y en el exterior sale con votos de los mismos que repletan los estadios cada semana. De lo que sí fui testigo era que los rugidos de la multitud tenían el mismo ritmo y la misma fuerza en la Plaza Roja, que en el Estadio…. De Moscú.
Otro tanto ocurre en Argentina, donde los grandes héroes actuales son Maradona y Messi y no Perón y Evita, que pasaron al cuarto de los trastos viejos. Los que hoy repletan los estadios cantaban: ¡Perón!, Perón, que grande sos, mi general cuanto valés. Mi general cuanto valés, sos el primer trabajador! Mientras Paloma San Basilio recordaría a Evita en “No Llores por mí Argentina”, con varias frases melancólicas como la siguiente: “Debéis creerme, mis lujos son solamente un disfraz, un juego burgués, las reglas del ceremonial”
Hitler sufrió la peor humillación de su vida cuando Jesse Owens conquistó cuatro medallas de oro en las mismas narices del ‘carnicero’ de Europa en los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936: 100m, 200m, salto largo y carrera de relevos 4x1000. Quedarían hecho trizas y por el suelo y su canción estrella de los nazis “millones, llenos de esperan, miran la svastica; el día rompe, para el pan y la libertad. Por última vez es lanzada la llamada, para la pelea todos estamos listos”.
Aunque la letra nazi es bastante desabrida y no ofrece mucho ritmo, les iría peor en la política: no sólo perderían las Olimpiadas sino también la guerra, guiados por un loco desatado.
En la Alemania dividida después de la guerra y unida posteriormente por el trabajo impecable de la CIA, pude ver profundas diferencias políticas. Pero los deportes continuaron su progreso y las masas ya no rugían por Hitler sino por sus equipos proferidos: … En la Alemania democrática los clubes… en la Alemania comunista los equipos de… Hoy imperan los clubes en la Alemania unida y la liga futbolística es poderosa a pesar que el país lo maneja a lo mero macho una mujer venida del lado comunista, Angela Merkel.
Llegando al hoy por hoy, es inevitable mencionar el terremoto político Trump, grado 10, con tsunami y todo, que tiene temblando al mundo, particularmente a los mexicanos, a las minorías raciales negras, latinas y musulmanes al interior de los Estados Unidos y, en general al mundo, porque jamás había accedido a la presidencia más importante del mundo una persona con menos preparación para tal cargo; el nuevo presidente que sabe mucho de reinados de belleza (organizó uno con Putin en Moscú) y de tocadas groseras a las mujeres bonitas que según sus confesión se dejan hacer lo que sea cuando se encuentran cara a cara con un personaje como él. Y ganó, a pesar de sus groserías y payasadas, insultos y chabacanerías, por lo que el recuerdo del increíble tango argentino compuesto por Enrique Santos Discépolo en 1934 para la película “El alma del Bandoneón”, estrenada en 1935 y cuya transmisión pública fuera prohibida por los diversos gobiernos militares desde 1943 – incluido el de Perón que finalmente rectifico –; y, que continúa teniendo vigencia y añoramos a que no sea aplicable al nuevo presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, pero vaya, amable lector, y se confiesa para que después no diga que no le avisamos porque todo indica que para allá vamos:
“Que el mundo fue y será una porquería, ya lo sé, en el quinientos seis y en el dos mil también; que siempre ha habido chorros, maquiavelos y estafáos, contentos y amargaos, valores y dublé. Pero que el siglo veinte es un despliegue de maldad insolente ya no hay quien lo niegue, vivimos revolcaos en un merengue y en un mismo lodo todos manoseaos.”
“Hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor, ignorante, sabio, chorro, generoso, estafador. ¡Todo es igual, nada es mejor, lo mismo un burro que un gran profesor! No hay aplazaos ni escalafón, los inmorales nos han igualao... Si uno vive en la impostura y otro roba en su ambición, da lo mismo que sea cura, colchonero, rey de bastos, caradura o polizón”.
“¡Pero qué falta de respeto, qué atropello a la razón! ¡Cualquiera es un señor, cualquiera es un ladrón! Mezclaos con Stavisky van don Bosco y la Mignon, don Chicho y Napoleón, Carnera y San Martín. Igual que en la vidriera irrespetuosa de los cambalaches se ha mezclao la vida, y herida por un sable sin remache ves llorar la Biblia contra un calefón”.
“Siglo veinte, cambalache, problemático y febril, el que no llora no mama y el que no afana es un gil. ¡Dale nomás, dale que va, que allá en el horno nos vamo a encontrar! ¡No pienses más, sentate a un lao, que a nadie importa si naciste honrao! Es lo mismo el que labura noche y día como un buey que el que vive de los otros, que el que mata o el que cura o está fuera de la ley”.

Hasta la próxima, amigos..!
David


(*) Este texto surgió de un conversatorio entre los periodistas especializados David Cañón Cortés y Pablo Parra Sancristobal

Retoma la Motovelocidad

22-06-2017

Este fin de semana arranca la segunda temporada de motovelocidad Casa Ibáñez, en el Kartódromo Juan Pablo Montoya y Autódromo de Tocancipá. FOTOS: D&NArt  Fotografía Por primera vez en la historia del motociclismo colombiano se realizarán competencias de motovelocidad simultáneamente en dos escenarios, y entrarán en acción pilotos amateur y, expertos de alto, medio y bajo cilindraje, una sola fiesta de adrenalina y velocidad, este fin de semana.El evento organizado por el Club Casa Ibáñez y la Liga de Motociclismo de Bogotá, se cumplirá sábado 24 y domingo 25 de junio, en los mejores escenarios para la práctica de este deporte, el Kartódromo Juan Pablo Mo...

Leer más
Columnistas

Aaron Judge, ¿el nuevo ícono de los Yanq…

    POR ANTONIO ANDRAUS BURGOS   El novato guardabosques de la novena del Bronx...

Leer más

Así nos duela... La realidad de James

Ganó el Madrid con sus estrellas refulgentes, con fútbol demoledor, autoridad con ca...

Leer más

El Inquisidor Perdomo

Por Álvaro Javier Calderón JiménezPeriodista-LocutorSocio Acord Bogotá...

Leer más

El Falcao que yo recuerdo

Por Jorge Álvaro PeñaPeriodista del Fútbol Aficionado No me cabe duda y por ...

Leer más

Tenían razón

Por Hernán Peláez RestrepoPeriodista Acord BogotáTomado de El Espectador Cua...

Leer más

Ojo con el tonito

Por Ricardo Henao@RCNRicardoHenaoPeriodista Acord BogotáTomado de la Revista La Liga &ique...

Leer más

Apestoso tufillo

Por Iván Mejía ÁlvarezTomado de El Espectador Se están equivocando de...

Leer más

Pinceladas

Pretender que los equipos funcionen como un relojito cuando apenas están saliendo de la pretemporada...

Leer más

Trasplantados con Colsanitas

22-06-2017

Colsanitas es patrocinador oficial de la selección Colombia de Deportistas Trasplantados, que competirá en los Juegos Mundiales para Trasplantados. Como parte de su compromiso con la promoción de la actividad física...

Leer más

Colombia ‘luchó’ duro en Perú

22-06-2017

La selección Colombia de Lucha sumó 15 medallas en el Campeonato Sudamericano Juvenil de la especialidad, evento disputado en Lima (Perú). La delegación nacional contabilizó ocho medallas de oro, cinco de...

Leer más

Colombia en el Mundial Supermoto

22-06-2017

Los pilotos colombianos Daniel Guzmán, Juan Camilo Vargas y David Burbano participaron en el Campeonato Mundial de Supermoto. Tres pilotos colombianos corrieron en la Tercera Válida del Campeonato Mundial de Supermoto...

Leer más

Ganó el Gran Juego

22-06-2017

La inclusión social es la gran ganadora de la campaña El Gran Juego, que se llevó a cabo como parte del torneo de Fútbol Gatorade® 5v5. Cuatro ong’s o fundaciones enfocadas...

Leer más

Valle, campeón Sub-20

22-06-2017

La selección del Valle se coronó campeón del Campeonato Nacional Sub-20 de Atletismo, certamen que se desarrolló en la ciudad de Cartagena. En el Campeonato Nacional Sub-20 de Atletismo, evento tuvo...

Leer más

López levantó oro en Tokio

22-06-2017

El pesista colombiano Yeison López fue la gran figura en el Mundial Juvenil de Pesas de Japón. Colombia sumó siete medallas en el certamen orbital. La selección Colombia de Levantamiento de...

Leer más

audiosrcnradio

El Tiempo.com - Deportes

Noticias de Deportes en EL TIEMPO

ESPN.com

Latest TOP news from www.espn.com

Institucional

Rechazo de ACORD BOGOTÁ a medidas de la…

  COMUNICADO Rechazo de ACORD BOGOTÁ  a medidas de la Dimayor contra la prensa La Asociación de Periodistas Deportivos de Bogotá, ACORD BOGOTÁ, expresa su rechazo con relación a la medida tomada por...

Leer más

BOLETIN INFORMATIVO CON LA CONVOCATORIA …

BOLETIN INFORMATIVO   Bogotá D.C., 14 de febrero de 2017   Señor Presidente:   Como ya lo informó el señor presidente de ACORD Colombia, Carlos Julio Castellanos, anexamos la  resolución por  medio de la cual se...

Leer más

DOCUMENTOS INGRESO ACORD BOGOTÁ

1.  Carta solicitud firmada por el solicitante.    2.  Dos certificaciones debidamente firmadas por dos socios activos con antiguedad no menor a cinco años que estén a paz y salvó por todo...

Leer más

COMUNICADO A LOS PERIODISTAS ASOCIADOS E…

COMUNICADO A LOS PERIODISTAS ASOCIADOS EN ACORD COLOMBIA   Mediante gestión de ACORD Bogotá y ACORD Cundinamarca, con la anuencia del periodista Pablo García, director de Comunicaciones de Independiente Santafé, asociado de...

Leer más

BOLETÍN INFORMATIVO Nº 001

El Comité Ejecutivo de Acord Bogotá, quiere comunicarles que el plazo para el pago de la anualidad 2017 vence el 28 de febrero según nuestros estatutos.   Les informamos que según el...

Leer más

POLÍTICA DE TRATAMIENTO DE DATOS PERSONA…

    POLÍTICA DE TRATAMIENTO DE DATOS PERSONALES DE LA ASOCIACION COLOMBIANA DE PERIODISTAS Y LOCUTORES DEPORTIVOS DE BOGOTÁ ACORD BOGOTÁ 1. Identificación del Responsable del Tratamiento de la Información: LA ASOCIACION COLOMBIANA DE PERIODISTAS...

Leer más
0
0
0
s2sdefault

Trump y el rugido de las masas


Por David Cañón Cortés (*)

Durante más de 40 años he tenido la dicha y la suerte de recorrer el mundo en más de 80 días, organizando – fundamentalmente - transmisiones deportivas internacionales y, ahora, por asuntos profesionales que atañen a las instituciones de comentaristas deportivos nacionales e internacionales, que han mantenido una actividad gremial encomiable a través de los años, con el propósito de dignificar el deporte en general en sus diversas manifestaciones, niveles y asociaciones.
Así las cosas estuve muchas veces en ciudades que eran legendarias y viví la emoción de sus estadios, calles y multitudes. La mayoría sufrieron cambios que se avenían con el transcurrir del mundo manejado por políticos de distinta naturaleza y hoy, en la añoranza y el análisis maduro, me convenzo cada día más que existe una relación entre el rugido de las multitudes de un estadio, el desborde y los gritos, con la personalidad de las masas rugiendo en las calles por la conducción política de sus respectivos países a favor o en contra de un líder o un candidato, exceptuando la increíble mayoría silenciosa que eligió a Trump.
Estuve en la Unión Soviética ya pretérita y en la Rusia actual que volvió por sus fueros zaristas en manos de un Putin, exjerarca comunista que resultó más capitalista que Trump, de quien es íntimo amigo y posiblemente socio secreto en negocios no muy claros; al menos esas son las especulaciones que vienen construyendo los demócratas vencidos en Estados Unidos.
Pude sentir que el rugido de las multitudes que cantaban la Internacional – “arriba los pobres del mundo, de pie los esclavos sin pan y gritemos todos unidos viva la Internacional” (El himno de Eugéne Pottier escrito en 1871, moriría seis años después sin haberlo escuchado jamás) – y hoy lo hacen con la misma fuerza por sus equipos favoritos el… y el…
Estoy convencido que más de un político ruso actual que puede ser dueño de equipos en su país y en el exterior sale con votos de los mismos que repletan los estadios cada semana. De lo que sí fui testigo era que los rugidos de la multitud tenían el mismo ritmo y la misma fuerza en la Plaza Roja, que en el Estadio…. De Moscú.
Otro tanto ocurre en Argentina, donde los grandes héroes actuales son Maradona y Messi y no Perón y Evita, que pasaron al cuarto de los trastos viejos. Los que hoy repletan los estadios cantaban: ¡Perón!, Perón, que grande sos, mi general cuanto valés. Mi general cuanto valés, sos el primer trabajador! Mientras Paloma San Basilio recordaría a Evita en “No Llores por mí Argentina”, con varias frases melancólicas como la siguiente: “Debéis creerme, mis lujos son solamente un disfraz, un juego burgués, las reglas del ceremonial”
Hitler sufrió la peor humillación de su vida cuando Jesse Owens conquistó cuatro medallas de oro en las mismas narices del ‘carnicero’ de Europa en los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936: 100m, 200m, salto largo y carrera de relevos 4x1000. Quedarían hecho trizas y por el suelo y su canción estrella de los nazis “millones, llenos de esperan, miran la svastica; el día rompe, para el pan y la libertad. Por última vez es lanzada la llamada, para la pelea todos estamos listos”.
Aunque la letra nazi es bastante desabrida y no ofrece mucho ritmo, les iría peor en la política: no sólo perderían las Olimpiadas sino también la guerra, guiados por un loco desatado.
En la Alemania dividida después de la guerra y unida posteriormente por el trabajo impecable de la CIA, pude ver profundas diferencias políticas. Pero los deportes continuaron su progreso y las masas ya no rugían por Hitler sino por sus equipos proferidos: … En la Alemania democrática los clubes… en la Alemania comunista los equipos de… Hoy imperan los clubes en la Alemania unida y la liga futbolística es poderosa a pesar que el país lo maneja a lo mero macho una mujer venida del lado comunista, Angela Merkel.
Llegando al hoy por hoy, es inevitable mencionar el terremoto político Trump, grado 10, con tsunami y todo, que tiene temblando al mundo, particularmente a los mexicanos, a las minorías raciales negras, latinas y musulmanes al interior de los Estados Unidos y, en general al mundo, porque jamás había accedido a la presidencia más importante del mundo una persona con menos preparación para tal cargo; el nuevo presidente que sabe mucho de reinados de belleza (organizó uno con Putin en Moscú) y de tocadas groseras a las mujeres bonitas que según sus confesión se dejan hacer lo que sea cuando se encuentran cara a cara con un personaje como él. Y ganó, a pesar de sus groserías y payasadas, insultos y chabacanerías, por lo que el recuerdo del increíble tango argentino compuesto por Enrique Santos Discépolo en 1934 para la película “El alma del Bandoneón”, estrenada en 1935 y cuya transmisión pública fuera prohibida por los diversos gobiernos militares desde 1943 – incluido el de Perón que finalmente rectifico –; y, que continúa teniendo vigencia y añoramos a que no sea aplicable al nuevo presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, pero vaya, amable lector, y se confiesa para que después no diga que no le avisamos porque todo indica que para allá vamos:
“Que el mundo fue y será una porquería, ya lo sé, en el quinientos seis y en el dos mil también; que siempre ha habido chorros, maquiavelos y estafáos, contentos y amargaos, valores y dublé. Pero que el siglo veinte es un despliegue de maldad insolente ya no hay quien lo niegue, vivimos revolcaos en un merengue y en un mismo lodo todos manoseaos.”
“Hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor, ignorante, sabio, chorro, generoso, estafador. ¡Todo es igual, nada es mejor, lo mismo un burro que un gran profesor! No hay aplazaos ni escalafón, los inmorales nos han igualao... Si uno vive en la impostura y otro roba en su ambición, da lo mismo que sea cura, colchonero, rey de bastos, caradura o polizón”.
“¡Pero qué falta de respeto, qué atropello a la razón! ¡Cualquiera es un señor, cualquiera es un ladrón! Mezclaos con Stavisky van don Bosco y la Mignon, don Chicho y Napoleón, Carnera y San Martín. Igual que en la vidriera irrespetuosa de los cambalaches se ha mezclao la vida, y herida por un sable sin remache ves llorar la Biblia contra un calefón”.
“Siglo veinte, cambalache, problemático y febril, el que no llora no mama y el que no afana es un gil. ¡Dale nomás, dale que va, que allá en el horno nos vamo a encontrar! ¡No pienses más, sentate a un lao, que a nadie importa si naciste honrao! Es lo mismo el que labura noche y día como un buey que el que vive de los otros, que el que mata o el que cura o está fuera de la ley”.

Hasta la próxima, amigos..!
David


(*) Este texto surgió de un conversatorio entre los periodistas especializados David Cañón Cortés y Pablo Parra Sancristobal