0
0
0
s2sdefault

Por Andrés Felipe Fonseca

Profesional en Ciencias del Deporte

Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales U.D.C.A.

Especial para Acord Bogotá

Los mejores recuerdos que tengo de mí infancia, es en los paseos. Estos que me llegan a la mente de algún modo u otro, pero tienen un detalle en común: el agua. Tal vez era allí, en ese espacio único donde se veía mi más sincera cara de felicidad, mi sentimiento de libertad y buen ocio. Fuera cual fuese, mi contacto con el agua siempre fue positivo. 

Las salidas de “olla al río”, la alquilada de la finca para fin de año con la familia y amigos, las largas caminatas en busca de cualquier foso donde pudiéramos -con mis hermanos, primos y amigos-, meter si quiera los pies; se convertían siempre en una aventura inigualable. Tantos momentos vividos se convirtieron en los mejores y más alegres recuerdos de mi infancia. Mis primeros ‘pinitos’ para el aprendizaje de algún tipo de habilidad dentro del agua. Al igual que para muchas otras personas, la enseñanza en mi persona fue principalmente impartida de manera empírica por algún familiar. 

De hecho, la tragada de agua era tan descomunal que estas clases pasaban a ser de algún tipo de enseñanza a un modo de supervivencia. Donde los manoteos (dar golpes al agua desaforadamente) aparecían autónomamente en la búsqueda de no seguir tragando agua, y para ese momento las carcajadas y burlas, aparecían de varias maneras. Al terminar esa jornada las palabras sabias de consuelo siempre resultaban ser las mismas: “chino, fresco, que así se aprende”. Y uno con la cara de ahogado e incompetencia apenas sonríe.

Estos fueron mis primeros ‘pasos’ en el mundo de la natación, al igual para muchas personas. A pesar de que se haya presentado de esa manera, mi primer contacto con el agua, al igual que para la mayoría de personas terminó siendo positivo. Pero para algún sinnúmero de personas, ese primer contacto con el agua terminaba siendo completamente negativo y para otros una desagradable experiencia para nunca recordar. Ahora bien, gracias a mi práctica como docente e instructor de natación, cuando observo el miedo que expresan los rostros de tantos -niños, adolescentes y hasta adultos-, en su primer día, de algún curso de natación impartido por mi persona o por algún otro docente. El factor común es observar en sus rostros gestos de angustia e impotencia.

Estar dentro del agua para ellos es, el no poder controlar de manera autónoma su propia seguridad; convirtiéndose así, en un personaje temeroso el cual evidencia un afán de salir lo más pronto posible de ese medio específico (agua). En muchos casos, el temor es incontenido y expresado de tantas maneras, que se convierte en un cuadro macabro y desconcertante. 

En mi ejercicio como docente y ante este panorama, debo hacer las preguntas de rigor, en busca del control de esa situación: ¿tuvo usted algún tipo de ahogamiento en algún momento? ¿Por qué presenta tanto pánico al contacto con el agua? ¿Por qué no se siente cómodo en ella? ¿Cuál es su percepción de alerta o peligro ante al agua? etc… Puesto que lo que ese individuo siente en ese momento, es provocado por una de estas tres clasificaciones, hidrofobia (miedo al agua injustificado), por una educación hidrofóbica (miedo al agua sin experiencias previas) o por un traumatismo vivido (miedo al agua por un intento de ahogamiento).

Esto lo indago principalmente con el fin de encontrar una explicación más real de lo que está sucediendo, enfocando mis conocimientos y así entender lo que este individuo siente en ese preciso momento.Mi querido lector, es importante buscar alguna respuesta a ello y máxime si el personaje no nos conoce. Lo fundamental aquí es buscar la empatía con el individuo desde el primer instante, ya que esta persona estará poniendo su vida en nuestras manos (profesores), y por ende, nosotros debemos tener todo el cuidado posible. 

Además, es primordial y fundamental, que se entienda y asuma con respeto, responsabilidad, cabeza fría y control positivo, más no invasivo de la situación. Es importantísimo comprender que se trabaja con un ser humano -con todo y fallas-, y no una con una máquina. La tarea nuestra de ser profesor, instructor o formador, -llámelo como usted desee hacerlo-, no es la de violentar la integridad del sujeto. No, debemos tener presente que cada una de las decisiones que tomemos, estando bajo nuestro cuidado una persona, le puede causar diversas reacciones y éstas tomarán diferentes caminos. 

Bueno, por ahora no es más; y espero que estas recomendaciones ayuden en algo. En próximas columnas, más consejos profesionales, en pos de formar buenos nadadores.

Perfiles al Premio Acord Bogotá

11-12-2017

Acord Bogotá y el Instituto Distrital de Recreación y Deporte (Idrd), presentan los perfiles de los deportistas postulados al Deportista del Año Acord Bogotá 2017 (Eider Arévalo, Leidy Solís y Rocío Restrepo), e invitan a hacer parte activa del programa de exaltación de los mejores del deporte bogotano durante el presente año, con la convicción de que al término de 2017 los resultados serán superiores a las expectativas. Este año la ceremonia se llevará a cabo el martes 12 de diciembre, en el Salón Presidente del Idrd. POSTULADOS DEPORTISTA DEL AÑO RENDIMIENTO CONVENCIONAL Eider Orlando Arévalo Truque (Marcha)  Nacido en Bogotá, el 9 de marzo de 1993, Eider Orlando Arévalo es un atleta perteneciente a la Liga de Bogotá, especialista en la prueba de 20 kilómetros marcha, bajo la ...

Leer más
Columnistas

Estilos de entrenamiento y lesiones

Por Edgar Galeano MD Publicado en: El médico del fútbolTomado de Futbolred Para los seguidores del fútbol no es un secreto que ciertos jugadores s...

Leer más

A barajar de nuevo

Por Iván Mejía ÁlvarezTomado de El Espectador En el fracaso de Nacional han hablado todos, menos el que toma la decisión final, el dueño del aviso...

Leer más

Serenidad americana

Por Hernán Peláez RestrepoTomado de El Espectador En la vuelta de los cuartos de final de la liga, Atlético Júnior, en la etapa inicial, fue mucho ...

Leer más

Como el Ave Fénix

Por Jorge Arturo MárquezPeriodista Acord Bogotá@elmundialista16 Ante un oscuro y poco promisorio pugilismo colombiano, la rama femenina solo ostent...

Leer más

Periodismo sin censura

Me mandaron a censurar en #Paralimpismo y después en #Periodismo (*) Por Hernando Ayala (**) (*) Decidieron que el día de la creación fue cuando e...

Leer más

Una peleita entre dos pesos mosca

Por Chelo de CastroTomado de El Heraldo Bernardo Caraballo y el costarricense Lalo Messen se enfrentaron y ganó el colombiano, pero antes en el pes...

Leer más

Postulados al deportista Bogotá

11-12-2017

Acord Bogotá y el Instituto Distrital de Recreación y Deporte (Idrd), presentan la lista de deportistas postulados al Deportista del Año Bogotá, y de la misma manera invitan a hacer...

Leer más

Sorteada Liga de Campeones

11-12-2017

Cumplido el sorteo de octavos de final de la Liga de Campeones, celebrado en la ciudad suiza de Nyon, dejó interesantes juegos que enfrenta a jugadores colombianos. En uno de los...

Leer más

Poettoz abre puertas

11-12-2017

El esquiador colombiano Michael Poettoz es el primer nacional nacido en Colombia que competirá en los Juegos Olímpicos de Invierno. “Voy a trabajar en el español”, prometió el colombiano Michael Poettoz...

Leer más

Inédita final bogotana

11-12-2017

Tras la clasificación de Santa Fe y Millonarios, habrá clásico bogotano en inédita final del fútbol Profesional Colombiano. Mientras que Santa fe se clasificó en un juego aburrido (1-1), en el...

Leer más

Sueño cumplido de Causil

11-12-2017

El colombiano Pedro Causil se convirtió en el primer patinador en cumplir el sueño olímpico, tras clasificarse a los Olímpicos de Patinaje. “Sería una maravilla llegar a ser el primer colombiano...

Leer más

Bogotá campeón de rugby

10-12-2017

La delegación femenina de Bogotá se coronó campeona del Torneo de Rugby Subacuático, tras vencer en la final a Antioquia 2-1. Bogotá se alzó con el título del torneo de Rugby...

Leer más

audiosrcnradio

El Tiempo.com - Deportes

Noticias de Deportes en EL TIEMPO

ESPN.com

Latest TOP news from www.espn.com

Institucional

Rechazo de ACORD BOGOTÁ a medidas de la…

  COMUNICADO Rechazo de ACORD BOGOTÁ  a medidas de la Dimayor contra la prensa La Asociación de Periodistas Deportivos de Bogotá, ACORD BOGOTÁ, expresa su rechazo con relación a la medida tomada por...

Leer más

BOLETIN INFORMATIVO CON LA CONVOCATORIA …

BOLETIN INFORMATIVO   Bogotá D.C., 14 de febrero de 2017   Señor Presidente:   Como ya lo informó el señor presidente de ACORD Colombia, Carlos Julio Castellanos, anexamos la  resolución por  medio de la cual se...

Leer más

DOCUMENTOS INGRESO ACORD BOGOTÁ

1.  Carta solicitud firmada por el solicitante.    2.  Dos certificaciones debidamente firmadas por dos socios activos con antiguedad no menor a cinco años que estén a paz y salvó por todo...

Leer más

COMUNICADO A LOS PERIODISTAS ASOCIADOS E…

COMUNICADO A LOS PERIODISTAS ASOCIADOS EN ACORD COLOMBIA   Mediante gestión de ACORD Bogotá y ACORD Cundinamarca, con la anuencia del periodista Pablo García, director de Comunicaciones de Independiente Santafé, asociado de...

Leer más

BOLETÍN INFORMATIVO Nº 001

El Comité Ejecutivo de Acord Bogotá, quiere comunicarles que el plazo para el pago de la anualidad 2017 vence el 28 de febrero según nuestros estatutos.   Les informamos que según el...

Leer más

POLÍTICA DE TRATAMIENTO DE DATOS PERSONA…

    POLÍTICA DE TRATAMIENTO DE DATOS PERSONALES DE LA ASOCIACION COLOMBIANA DE PERIODISTAS Y LOCUTORES DEPORTIVOS DE BOGOTÁ ACORD BOGOTÁ 1. Identificación del Responsable del Tratamiento de la Información: LA ASOCIACION COLOMBIANA DE PERIODISTAS...

Leer más
0
0
0
s2sdefault

Por Andrés Felipe Fonseca

Profesional en Ciencias del Deporte

Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales U.D.C.A.

Especial para Acord Bogotá

Los mejores recuerdos que tengo de mí infancia, es en los paseos. Estos que me llegan a la mente de algún modo u otro, pero tienen un detalle en común: el agua. Tal vez era allí, en ese espacio único donde se veía mi más sincera cara de felicidad, mi sentimiento de libertad y buen ocio. Fuera cual fuese, mi contacto con el agua siempre fue positivo. 

Las salidas de “olla al río”, la alquilada de la finca para fin de año con la familia y amigos, las largas caminatas en busca de cualquier foso donde pudiéramos -con mis hermanos, primos y amigos-, meter si quiera los pies; se convertían siempre en una aventura inigualable. Tantos momentos vividos se convirtieron en los mejores y más alegres recuerdos de mi infancia. Mis primeros ‘pinitos’ para el aprendizaje de algún tipo de habilidad dentro del agua. Al igual que para muchas otras personas, la enseñanza en mi persona fue principalmente impartida de manera empírica por algún familiar. 

De hecho, la tragada de agua era tan descomunal que estas clases pasaban a ser de algún tipo de enseñanza a un modo de supervivencia. Donde los manoteos (dar golpes al agua desaforadamente) aparecían autónomamente en la búsqueda de no seguir tragando agua, y para ese momento las carcajadas y burlas, aparecían de varias maneras. Al terminar esa jornada las palabras sabias de consuelo siempre resultaban ser las mismas: “chino, fresco, que así se aprende”. Y uno con la cara de ahogado e incompetencia apenas sonríe.

Estos fueron mis primeros ‘pasos’ en el mundo de la natación, al igual para muchas personas. A pesar de que se haya presentado de esa manera, mi primer contacto con el agua, al igual que para la mayoría de personas terminó siendo positivo. Pero para algún sinnúmero de personas, ese primer contacto con el agua terminaba siendo completamente negativo y para otros una desagradable experiencia para nunca recordar. Ahora bien, gracias a mi práctica como docente e instructor de natación, cuando observo el miedo que expresan los rostros de tantos -niños, adolescentes y hasta adultos-, en su primer día, de algún curso de natación impartido por mi persona o por algún otro docente. El factor común es observar en sus rostros gestos de angustia e impotencia.

Estar dentro del agua para ellos es, el no poder controlar de manera autónoma su propia seguridad; convirtiéndose así, en un personaje temeroso el cual evidencia un afán de salir lo más pronto posible de ese medio específico (agua). En muchos casos, el temor es incontenido y expresado de tantas maneras, que se convierte en un cuadro macabro y desconcertante. 

En mi ejercicio como docente y ante este panorama, debo hacer las preguntas de rigor, en busca del control de esa situación: ¿tuvo usted algún tipo de ahogamiento en algún momento? ¿Por qué presenta tanto pánico al contacto con el agua? ¿Por qué no se siente cómodo en ella? ¿Cuál es su percepción de alerta o peligro ante al agua? etc… Puesto que lo que ese individuo siente en ese momento, es provocado por una de estas tres clasificaciones, hidrofobia (miedo al agua injustificado), por una educación hidrofóbica (miedo al agua sin experiencias previas) o por un traumatismo vivido (miedo al agua por un intento de ahogamiento).

Esto lo indago principalmente con el fin de encontrar una explicación más real de lo que está sucediendo, enfocando mis conocimientos y así entender lo que este individuo siente en ese preciso momento.Mi querido lector, es importante buscar alguna respuesta a ello y máxime si el personaje no nos conoce. Lo fundamental aquí es buscar la empatía con el individuo desde el primer instante, ya que esta persona estará poniendo su vida en nuestras manos (profesores), y por ende, nosotros debemos tener todo el cuidado posible. 

Además, es primordial y fundamental, que se entienda y asuma con respeto, responsabilidad, cabeza fría y control positivo, más no invasivo de la situación. Es importantísimo comprender que se trabaja con un ser humano -con todo y fallas-, y no una con una máquina. La tarea nuestra de ser profesor, instructor o formador, -llámelo como usted desee hacerlo-, no es la de violentar la integridad del sujeto. No, debemos tener presente que cada una de las decisiones que tomemos, estando bajo nuestro cuidado una persona, le puede causar diversas reacciones y éstas tomarán diferentes caminos. 

Bueno, por ahora no es más; y espero que estas recomendaciones ayuden en algo. En próximas columnas, más consejos profesionales, en pos de formar buenos nadadores.