¡En Colombia, el teqball busca ser aceptado como deporte!

Por AdminAcordBogota 5 mayo, 2023 1321

Nació en Budapest, Hungría en 2011. Y en el país, funciona con la Asociación Colombiana de Teqball desde 2021

Por Mauricio A Díaz P.

Periodista de Acord Bogotá

Si descomponemos la palabra teqball, para los húngaros significa: Tecnología, fútbol y tenis de mesa. Todo porque ellos fueron los creadores de este deporte en 2011, en Budapest, Hungría.

Allí se reunieron un exfutbolista, un empresario y un científico, a quienes se les ocurrió jugar con un balón de fútbol, encima de una mesa curva, similar a la de ping pong, con una malla rígida y con el objetivo de pasar la bola de un lado al otro.

Fue tanto su éxito, que comenzaron a popularizarlo en Hungría y lo difundieron principalmente entre los futbolistas de su país, que jugaban partidos en forma individual y de dobles.

También lo expandieron a nivel internacional con figuras del fútbol como el brasileño Ronaldinho y el portugués Luis Figo y así lo dieron a conocer en clubes de la talla del Real Madrid, Barcelona, Juventus y la Selección de Fútbol de Brasil, entre otros.

Esto porque según los especialistas húngaros, ayuda a los futbolistas a desarrollar la técnica, la movilidad, la rapidez y la velocidad.

Fue así, como el teqball se convirtió en Hungría en un deporte nacional. Además, en 2017, ese país europeo, fue sede del primer campeonato mundial y hasta el año pasado, se desarrollaron cinco mundiales.

En 2018, el teqball fue reconocido como deporte por parte de la Federación Internacional de Teqball y todos los años, realiza el campeonato mundial en el mes de noviembre.

También ya hace parte de los Juegos Asiáticos de Playa en 2021 y de los Juegos Europeos de 2023.

TEQBALL EN COLOMBIA

A Colombia llegó en 2019, cuando comenzó a practicarse. Y en 2021, se creó la Asociación Colombiana de Teqball, que preside Angélica Donneys, una excampeona mundial de patinaje y tiene la sede en Cali.

El teqball, está buscando ser reconocido como deporte en Colombia. Lo practican en el país, unas 300 personas, de las cuales 150 están en Bogotá, con los clubes Titanium, Santa Fe y Teqball FTC, destacándose la bogotana Laura Gómez, como una de sus mejores exponentes.

También hay otros en Cali, Medellín, Santa Marta, Popayán, Valledupar, Barranquilla, Pasto, Cundinamarca y el Eje Cafetero.

El teqball, estuvo como exhibición en los Juegos Bolivarianos en Valledupar y en los Juegos Suramericanos en Asunción, Paraguay. Están buscando mostrarlo en los Juegos de Mar y Playa en Santa Marta. Así como en los Juegos Panamericanos en Santiago de Chile 2023.

Además, el teqball ha tenido diálogos con el Comité Olímpico Colombiano, COC, para buscar ser reconocido como un deporte, pero deberá cumplir ciertos requisitos.

Mientras tanto, clubes de fútbol profesional como América, Deportivo Cali y La Equidad, ya tienen mesas de teqball para jugar, al mejor de tres sets y a 12 puntos.

En Bogotá, la Embajada de Hungría, celebrará el día nacional del deporte húngaro, el 6 de mayo y posteriormente instalará mesas para que se empiece a difundir el teqball en Bogotá y, en poco tiempo, sea oficialmente un deporte en Colombia.

Por ahora, sus practicantes se alistan para el torneo nacional de teqball, en el mes de agosto, en sede por definir, que será selectivo para el campeonato mundial que se disputará en cinco categorías: individual femenino y masculino. Dobles damas y varones y mixtos, también en ciudad y país por establecer.

El año pasado el mundial fue en Nuremberg, Alemania y los títulos fueron: Dos para Hungría en mixtos y dobles femenino. Estados Unidos se llevó el oro individual damas. Rumania en los hombres y Serbia, en dobles varones.

El fin primordial del teqball, es seguir luchando, que se sumen cada día más países en practicarlo, para que lo acepten, como un nuevo deporte, en Juegos Olímpicos.

Fotos (Cortesía Embajada de Hungría)