Uriel Pineda: ¡Forjador de tractomulas a escala!

Por AdminAcordBogota 7 junio, 2024 132

Su primer vehículo se lo compró a un amigo del trabajo, que tenía un Willys con radio control
Por Mauricio A Díaz P.
Periodista Acord Bogotá
Hace por lo menos 30 años, Uriel Pineda, vio en la televisión un programa de carros que se manejaban a control remoto y se interesó por aprender.
Nacido en Manizales, pero radicado en Bogotá, hace más de 50 años y de profesión ingeniero mecánico comenzó a averiguar acerca de estos modelos a escala.
Y dio la casualidad que a un compañero de trabajo, llamado Salvador, le regalaron un campero Tamiya Willys M38 original y Uriel se enamoró de ese carro.
No sabía casi nada de estos vehículos y su amigo tampoco. Sólo que podía recorrer de 10 a 15 metros, gracias al radio control que poseía y no más.
Durante dos años, le insistió a su amigo Salvador que se lo vendiera, hasta que por fin lo convenció. No recuerda muy bien, pero dice que pagó más o menos 250 mil pesos.
Así, aprendió primero de estos carros con radio control y luego se interesó en las tractomulas a escala, que encargaba todas sus piezas a Japón, para luego en Bogotá, realizar todo su armado.
Con las tractomulas
Después que se casó, le compró a su hijo una camioneta 4×4 Thor, a control remoto, pero él no le paró “muchas bolas” y al cabo de un tiempo, le dijo que se la vendiera y ahí comenzó su “otro interés” por los vehículos a escala.
A pesar de ser ingeniero mecánico, no sabía programar y le tocó aprender electrónica, hidráulica, programación de tarjetas, etc y así comenzó a ensamblarlas, con todos los aditamentos similares a los de una tractomula real.
Colección
Esta afición, para Uriel Pineda, se fue convirtiendo en un hobby, que ya tiene 30 años.
Tiene una colección pequeña de tractomulas, maquinaria amarilla y otros vehículos, incluido su primer carro, el Willys:
Los vehículos son:
Seis tractomulas con trailer de 6×4 y de 6×6.
Tres motoniveladoras a escala de 1.14 y otra a escala de 1.10
13 helicópteros
Una retroexcavadora
Un cargador de orugas
Una volqueta de 8×8 hidráulica
Además, de unos carros Crawler
Dice que cuando se le daña un repuesto, le toca encargarlo al Reino Unido, España, China o de Japón.
Y que él mismo se entretiene con ellos, porque debe refaccionar, soldar, pintar, armar, retocar, confeccionar y hasta incluir la electrónica, hidráulica y mecánica, a todos estos vehículos a escala.
Exhibición internacional
Generalmente, no hay concursos para estos vehículos a escala, sino todos asisten por invitación para exhibirlos y mostrarlos al público, en sitios cerrados, como centros comerciales.
O también, se reúnen entre amigos que comparten esta misma pasión, donde hacen reuniones para compartir ideas y proyectos.
Estos pesos pesados y la maquinaria amarilla a escala se mostrarán totalmente gratis, para el público en el coliseo del Líbano, Tolima, este sábado 8 y domingo 9 de junio.
Allí, el bogotano Francisco Chávez, otro alumno aventajado de Uriel Pineda y quien es discapacitado, lleva 21 años armando tractomulas a escala.
Por eso, realizará el primer evento internacional de tractomulas a escala, con dos países invitados: Brasil y Costa Rica.
Además, convocó a 70 pilotos más de Manizales, Popayán, Pereira, Bucaramanga, Villavicencio, Cali, Medellín y de Bogotá, que mostrarán sus vehículos por ciudades.
El principal atractivo, será la competencia de tractomulas con obstáculos.
Se esperan 100 tractomulas y maquinaria amarilla, para disfrutar de un espectáculo único y a escala en El Líbano, Tolima.
(Fotos Cortesía Uriel Pineda y Francisco Chávez)